lunes, 30 de enero de 2012

LA GUARDIA CIVIL EN LA DIVISION AZUL

LA GUARDIA CIVIL EN LA DIVISION AZUL


Como sabemos la División Azul fue conformada por voluntarios, pero esto no significo que pudiera ir todo el mundo, ni que no se seleccionara el personal profesional necesario entre estos voluntarios, e incluso en algún caso se enviara a especialistas militares, debido a la necesidad de cubrir algunos puestos específicos.

Al formarse la división, una de las necesidades tácticas especificas fue la de dotarla de profesionales de policía, recordemos que una de las misiones de la división era la de mostrar una imagen de fortaleza y buena organización, frente a posibles ideas agresivas contra España.
Esta labor recayó sobre el instituto armado de la guardia civil, como no podía ser de otra manera, esto es habitual en el ejército español, donde es este instituto armado el que asume las funciones de policía militar en caso de guerra.
La novedad esta vez era que la guardia civil participante, quedaría integrada en el ejército Alemán de la misma forma que el resto de la división.
Cuando llego la orden desde el ministerio del ejercito, de formar un cuerpo de policía para la División que se estaba formando. El director general de la guardia civil, el general D. Eliseo Álvarez Arenas contesto“ En esta Dirección General y fuerzas dependientes de la misma, son voluntarios para servicios tan honrosos, desde el Director General, Jefes y oficiales de las armas y cuerpos de ejercito y de la Guardia Civil, hasta el Guardia 2º mas moderno, rogando a VE. Tenga a bien comunicar con la urgencia posible las Unidades que deba organizar el Cuerpo de la Guardia Civil para prestar sus  servicios peculiares en la Gran Unidad Expedicionaria del Ejercito que se organice”Como en el resto de la División, este cuerpo esta cuajado de anécdotas, debido principalmente a la diferente ideosincracia de los españoles con respecto a los alemanes.
Uno que se me viene a la memoria es bastante gracioso.
Recibió el cuartel general de la división un aviso de una Feldgendarmerie alemana el aviso de que en un tren de voluntarios españoles con destino al frente, habían retenido a un polizón, que era un torero y lo tenían retenido en la estación. Inmediatamente partió un vehiculo para comprobar la identidad de tan extraño personaje. Cual no fueron las risas al comprobar que el “polizón torero” no era si no un guardia civil, que a pesar de haber recibido el preceptivo uniforme Alemán seguía llevando puesto el tricornio.
Fueron los servicios de la guardia Civil los normales de la policía militar, vigilancia de comunicaciones, orientación de unidades perdidas, lucha anti partisana, escolta de convoys ferroviarios, acompañamiento de unidades de marcha y relevo, y policía interior de información.
También  debido a la enorme distancia entre el frente ruso y la Patria, se organizaron destacamentos en el trayecto desde España, allí donde recalaban las unidades divisionarios de relevo, hospitales y repatriación.
Pero además a veces llego a combatir también en el frente como en el caso de possad, donde todo el personal del cuartel general, desde los músicos, panaderos y Guardia Civil combatieron en primera línea con un comportamiento ejemplar durante diez días, por falta de refuerzos.
En  total pasaron por las filas de la División azul un total de 5 capitanes, 16 tenientes y 320 suboficiales y Guardias Civiles.



Guardias Civiles a su llegada a España


 Manuel Maqueda