jueves, 23 de febrero de 2012

EL GOLPE REAL

Muchos años han pasado desde el 23 de febrero fecha del famoso golpe, yo en aquel tiempo servia a la patria en Pamplona, en el grupo de artillería a lomo 61, con guarnición en Ainzoain.
Allí el golpe fue un tanto alocado e incomprensible para los soldados. Lo mismo entrábamos en estado de alarma, que se nos desmovilizaba sin más.
Para los profanos en temas militares les diré que el estado de alarma en las unidades de intervención inmediata, nada tiene que ver con las famosas genéralas. Son digamos, mas reales; desde que salta la alarma se van produciendo una serie de pasos de forma automática, que van colocando la unidad en estado de guerra real, si no es abortada la alarma por parte del mando.
Bueno pues esto es lo que ocurrió allí, desde las 22,00 horas que salto la alarma hasta las 03,00 horas se mantuvo la alarma, dejando el cuartel listo para salir a las calles de Pamplona, perfectamente equipado para mantener acciones de guerra por tiempo indefinido.
Os cuento esto, no por “cebolletear” si no porque las horas encajan perfectamente en la, ya mas, que teoría, de que el golpe no fue mas que un autogolpe del Rey.
Además de las negativas de Armada, a contestar preguntas molestas para la corona, durante el juicio, recordemos la amistad que le unía al Rey, a lo largo de su servicio en la casa real. Las declaraciones del resto de generales coinciden en estar, todos ellos convencidos de la autoría Real del golpe. Salvo claro esta, Antonio Tejero, cuyo interés era España y no la monarquía o los partidos políticos que la sustentan.
Fíjense en el detalle. A las 00,10 horas de la madrugada entra en el congreso el General Armada y discute con Tejero durante hora y media, y curiosamente nada mas acabar la discusión y salir Armada del congreso se produce el mensaje del Rey deshaciendo el golpe, a las 01, 30. No parece lógico dar el discurso justo en ese momento, cuando la televisión es abandonada por el “teórico” ejército golpista, a las 21,45 horas.
¿Si el Rey esta en contra del golpe desde el principio, porque se demora 5 horas, para hacer la alocución, cuando ya no existe impedimento para hacerla? ¿Por qué Milans del Bosch se retira de las calles de Valencia, inmediatamente después de la alocución, no se supone que es un militar en rebeldía?
Son demasiados detalles para creerme la versión oficial. Por lo tanto os cuento la mía. Que además es compartida cada vez por más gente.


El Rey, preocupado por el derrotero de la nueva democracia española, esta inquieto, nada marcha bien, la galopante inflación, el desempleo, los asesinatos de ETA, los desaires a la corona y un largo etc.…. Tienen a la joven democracia contra las cuerdas, en los cuarteles no cesan, en un continuo ruido de sables y hay es donde nace la idea del autogolpe. Si la corona no capitanea el golpe, lo harán los coroneles y no será un golpe de timón, sino un golpe involucionista que se llevara a la corona por delante.
Por otro lado el Rey, no quiere jugarse la corona , por lo que todo lo que se haga deberá de dársele ya consumado, sabe que no contara con el apoyo, de la llamada extrema derecha, ya que su golpe, tanto si fracasa como si triunfa es de corte democrático y lo único que se pretende es afianzar a la corona.
Encarga por tanto la confección del golpe al general Armada. Este contacta con la cúpula militar, es decir los generales y de entre ellos a los que sabe son más fieles al Rey, como es el caso del General Milans. No conocemos, como es lógico los entresijos menores del golpe, aunque sabemos que Juan Ignacio González, líder del frente de la juventud es asesinado por los servicios secretos dos meses antes, sin que todavía la justicia se halla tomado el menor interés, en aclarar las circunstancias, ni buscar a los culpables. Probablemente, los servicios secretos informen que el golpe de los coroneles es inminente y este no será monárquico precisamente.
En esas fechas cae el gobierno, lo que debilita en mayor medida a la democracia, que en estas fechas esta ya desacreditada ante  importantes sectores de la población. Es el momento de actuar, para ello localizan al teniente coronel Antonio Tejero, hombre de honor, que obedecerá sin hacer demasiadas preguntas, este, sin prácticamente tiempo para organizarlo, a través de algún amigo, como García Carres, organiza la operación acudiendo al parque de trafico de la guardia civil, para reclutar voluntarios cosa que consigue sin prácticamente esfuerzo.
Una vez llegados al congreso, se ocupa sin resistencia y empieza desarrollarse el autogolpe. Autogolpe que fracasa ante la honorabilidad de Tejero, que tras cumplir su parte en la misión descubre la jugarreta Real. Ante su asombro, el General Armada en el nombre del Rey, le propone zanjar el golpe con un gobierno de concentración nacional en el que estarán socialistas, comunistas y todos los partidos del régimen democrático. Todo ello presidido por Armada, es decir el hombre de confianza del Rey.
Tejero ha caído en la trampa, pero no esta dispuesto a ceder, para el es una cuestión de honor (A partir de ese momento, en mi cuartel se suceden las alarmas y contra alarmas, probablemente debido a las lealtades cambiantes de las dos posturas frente al golpe, los Realistas y los involucionistas)
Ante la negativa de Tejero a secundar el golpe del Rey. Este desactiva el golpe, ordenando el silencio al general Armada, y la vuelta a los cuarteles de Valencia y demás acuartelamientos.
El final ya lo sabemos todos, Armada es abandonado por el Rey y por los demás militares, Tejero gana la simpatía del pueblo español, que percibe claramente que su acto es altruista y lleno de valor, también se gana la cárcel. Y el gran protagonista, el Rey,  salva su corona, saliendo además fortalecida y consiguiendo manos libres para desactivar a los militares díscolos, a la democracia liberal.
Para terminar recordemos el refrán que dice: Lo que mal empieza, mal acaba. A fecha de hoy la corona esta salvada, pero la nación española es una entelequia, sin soberanía frente al extranjero, limitada por los separatismos locales, veremos el tiempo que aguanta la corona. ¿O pretende convertirse en la corona de Castilla? ¿Quién sabe?

Manuel Maqueda