domingo, 1 de enero de 2012

POSSELOK

POSSELOK


La division azul española es sin duda una unidad militar sin parangon en la historia mundial.
Probablemente fue la unica unidad que subio de categoría, por meritos propios
 ¿Me he vuelto loco al decir esto? En absoluto, nacio como unidad de infantería , sin embargo, tal fue su comportamiento en el frente, que el mando aleman decidio ascenderla a division de granaderos, que como vds. Imaginaran corresponde ya a una division considerada de elite.
Tomo parte en las mas comprometidas operaciones del frente de Leningrado, hoy dia San Petersburgo, hoy narraremos uno de esos combates que la hicieron famosa en el mundo entero y temida por el ejercito rojo.
En las primeras semanas del nuevo año de 1943, los soviéticos, siguiendo ordenes de Stalin, pretenden romper el cerco Aleman, en torno a Leningrado, quebrando el frente con la intencion de envolver a todo el ejercito norte germano  y repetir asi lo que ocurrio con Stalingrado .
Tras la logica concentración de tropas y medios,consiguieron provocar una nueva brecha en las líneas germanas en el sector de Posselok, al sur del lago Ladoga.
Los alemanes estan desbordados y no tienen nada con lo que taponar la enorme brecha producida, entonces, es cuando recurren  a la divison española. Esta tampoco esta sobrada de tropas pero de inmediato se dispone a ayudar a sus camaradas de armas.
El 2º Batallón del Regimiento 269, de la División Española de Voluntarios, que constituía una de las Unidades de la reserva de Cuerpo de Ejército, fue enviado con toda urgencia a taponar la infiltración enemiga. En la noche del 21 al 22 de enero, el Batallón tomó contacto con las avanzadillas rusas, que habían barrido las defensas alemanas, contuvo su progresión y rechazó los ataques de varios batallones enemigos a pesar del intenso fuego de artillería que les apoyaba.
Sin dar un paso atrás, repeliendo todos los asaltos soviéticos de la 7ª Compañía del citado Batallón que había quedado aislada en el fragor del choque, supo dar un ejemplo de lo que toda la División 250 iba a ser capaz de realizar a lo largo del siguiente mes de febrero. El capitán don Salvador Masip Bendicho que la mandaba, herido varias veces durante la jornada, mortalmente herido, muere bravamente, ordenando repeler a la bayoneta el último asalto soviético. Posteriormente le fue concedida la Cruz Laureada de San Fernando.
Después de ocho días más de incesantes combates, llegó la orden de relevo para el Batallón, que no había cedido terreno al enemigo y había cumplido plenamente su misión, taponando la brecha abierta. Bien es verdad que pudo cumplirla con el posterior apoyo de otras Unidades, porque para transportar el 2º Batallón del 269 hacia retaguardia, bastó un solo camión.
 Quedaban en pie de guerra en las posiciones defensivas ocupadas ocho días antes, un teniente, seis sargentos y veinte soldados. El balance era realmente dramático: de los 532 hombres que habían acudido al contraataque, el estadillo de la última formación señalaba que 124 habían muerto en combate, 211 habían sido heridos, 66 evacuados por congelaciones diversas, 12 por enfermedad y habían desaparecido otros 92. Un balance dramático pero glorioso.




El retorno de los heroes (foto del foro memoriablau)

Manuel Maqueda