sábado, 10 de diciembre de 2011

EL TRABAJO Y EL CAPITAL


Este articulo no gustara a aquellos que siendo atraídos por el falangismo, no acaban de desembarazarse de las ideas liberales y derechonas que hoy día nos invaden, los nacional-sindicalistas propugnamos que el trabajo es la fuerza vital de la nación, propugnamos que una de las libertades fundamentales del hombre  consiste en el derecho a construir su vida y proyectos con su esfuerzo, propugnamos que la nacion que queremos alcanzar tiene que estar basado en la libertad autentica de sus ciudadanos.
Por estas razones denunciamos al sistema capitalista que se apropia del esfuerzo de los trabajadores en base a una mal entendida propiedad privada.
Desde aquí,   proclamamos que el único derecho a la propiedad de las empresas es la de los trabajadores que son las que las hacen viables, denunciamos el sistema liberal que se apropia de dicha propiedad y alquila el esfuerzo de los trabajadores como si de prostitutas laborales se trataran, es mas, a los tibios les decimos claramente que no se alcanzara la justicia social hasta que la propiedad de las empresas sea de los trabajadores.
Frente al trabajo que enriquece al capital, propugnamos el capital que enriquece al trabajo. Ahora bien que nadie piense que propugnamos la anarquía y el descontrol, pues creemos también que en ultimo termino lo que defiende al trabajo, es una nación fuerte e independiente, con trabajadores unidos en sindicatos, no de clase y sectarios ó como hoy día, perros guardianes de la izquierda liberal, no. Creemos en poderosos sindicatos donde estén encuadrados todos los trabajadores de la nación. Sindicatos que controlen todos los aspectos de la vida laboral española, sindicatos sin ataduras a partidos ó grupos de presión,  sindicatos integrados y dirigidos por hombres propietarios de sus empresas y sus destinos, en definitiva sindicatos compuestos por hombres libres.

Hasta ahora conocemos tanto el sistema capitalista en sus diversas modalidades como el comunista, en el capitalista el modelo americano es el mas tirano y antisocial, es el mercadeo estricto del trabajo, tanto trabajas tanto ganas, si hay paro cobras menos y si me haces falta te pago mas. En el caso europeo se introducen algunas medidas correctoras en lo social, que desde luego distan mucho de alcanzar algo parecido a la justicia social. 
¿Qué clase de libertad se puede alcanzar si lo que te hace libre esta permanentemente supeditado al capricho de otros?
En el modelo comunista, al final, lo que tenemos es algo peor todavía, el estado se acaba convirtiendo en el gran capitalista y único empresario, por lo que tu libertad queda arrasada sin posibilidad de recuperación.
Con este sistema nacional sindicalista no anulamos ni negamos la capacidad creadora del capital, que la tiene, lo que hacemos es erradicar la fea costumbre especuladora que hoy día posee, de la misma forma que consideramos justa la propiedad de los trabajadores, también consideramos justa la remuneración pactada del capital. Independientemente de que este sea público ó privado, nacional ó extranjero. En cualquier caso deberá ser regulado y pactado de antemano.
                                                                             Manuel Maqueda