jueves, 4 de julio de 2013

EL BOMBARDEO DE GUERNICA

EL BOMBARDEO DE GUERNICA

Mucho se ha escrito sobre el bombardeo de Guernica, y la mayor parte de lo escrito, corresponde, a la propaganda de los dos contendientes en la guerra civil española. Las versiones van, desde la negación del bombardeo, achacando la culpa a los mineros asturianos, que volaron la población vizcaína ante el avance de las tropas nacionales, a la versión contraria que habla de cientos de aviones nazis causando miles de muertos.

Hoy día, estamos en situación de buscar, con la documentación existente, una versión mucho mas adecuada a la realidad histórica, de cómo se produjeron tan terribles hechos de guerra. Por ello os traigo aquí, una versión bastante completa y documentada de los especialistas en la Legión Cóndor. Raúl Arias Ramos y Lucas Molina Franco. Que nos desgranan los hechos  acaecidos aquel 26 de Abril de 1937 y que desencadenarían una guerra de propaganda que dura todavía hoy.

La villa de Guernica, situada a unos treinta kilómetros de Bilbao, era en abril de 1937 una localidad que, por su situación geográfica, se encontraba encuadrada en los planes operativos del avance del ejercito nacional, hacia la capital bilbaína, debido a su indudable valor estratégico y militar, ya que contaba con un nudo de comunicaciones importante, constituido por el puente que cruzaba el río Oca, considerado por el mando nacional, como vital para la retirada de las unidades vascas, hacia el conocido como cinturón de hierro- ultima posición defensiva ante Bilbao, con la que contaba el Gobierno del Lendakari Aguirre-  Una encrucijada clave de carreteras y una estación de ferrocarril que conectaba la localidad con Bilbao.
Por todo ello, se la podía considerar objetivo militar y no civil como se ha dicho en numerosas ocasiones. Todo esto lo corrobora el propio Gobierno Vasco, que manda construir hasta siete refugios antiaéreos en la localidad.

A las cuatro treinta de la tarde de aquel 26 de abril, un bimotor alemán Dornier 17 perteneciente a la VB/88 procedente de Burgos y sin escolta, sobrevoló Guernica a baja altura lanzando 12 bombas de 50 kilogramos, sobre el puente de renteria, en dos pasadas errando el objetivo, ya que las bombas cayeron en el río Oca y alrededores del pueblo sin consecuencias.
A los pocos minutos tres aparatos italianos de la Aviación legionaria (italiana)  , Savoia-Marcheti SM 79, llevaban el mismo objetivo, el puente sobre el río Oca, y procedían de Soria. Lanzaron en una sola pasada 36 bombas de 50 kilogramos. Con similares resultados a los del avión alemán.

A las seis de la tarde otro avión Alemán , un Heinkel 11 b, realiza otro intento, contra el puente, con los mismos resultados que los anteriores, hasta ese momento los daños en la villa son mínimos .

Fue media hora después cuando se produjo el ataque de mayor entidad. 19 bombarderos Ju 52 de la 1ª y 2ª escuadrillas del K/88  volando en cuñas de a tres aparatos, escoltados por 5 cazas Meserschmitt BF 109 y 5 CR 32 italianos, toman parte en la acción.
 Los primeros aparatos, al lanzar sus bombas cubrieron de polvo toda la villa y el objetivo principal, que era el puente sobre el río Oca, por lo que los siguientes aparatos lanzaron sus bombas por mera aproximación , ya que en aquel entonces no se contaba con medios mecánicos y de puntería. ( palabras de Von Beust años después).
En total se lanzaron 22 toneladas de explosivos , entre bombas de 250 kilos y 50 kilos además de bombas incendiarias de retardo de 1 kilogramo
Las primeras causaron la destrucción de un 25% de la población y las segundas contribuyeron a propagar incendios que acabaron alcanzando al 70% de los edificios de la villa.
Paradójicamente el puente siguió intacto, así como el famoso árbol de Guernica situados en lados opuestos.
Desde el primer ataque hasta que cayó la última bomba pasaron tres horas y no como se ha dicho por parte de algunos, (padre Alberto Onaindia) que duro todo el día, además como hemos apreciado hubo dos periodos de calma entre ataques.
El número de bajas, también ha sido objeto de controversia, llegando algunos a hablar de miles de muertos, los mas recientes estudios rebajan la cifra, siempre dolorosa, a dos centenares.
Sobre la autoría, también existe discrepancia absoluta, desde las nada documentadas acusaciones de que fue Franco el que dio la orden de bombardeo. Hasta otras mucho más creíbles. Expondremos aquí algunas de ellas.
Algunos historiadores hacen recaer la responsabilidad sobre el general Sperrle, que no informo al general Kindelán (jefe de la aviación nacional), otras teorías dicen que fueron Sperrle y Mola, a espaldas del propio Franco.
También esta la confesión en Nuremberg de Goering , poco creíble dado que es casi imposible que desde Alemania, conocieran la villa de Guernica, antes del bombardeo, por la propia operativa de la legión Cóndor.
Los historiadores que mas cerca pueden estar de la realidad, debido a sus profundos estudios sobre el caso, son el español Salas Larrazabal y el aleman Klaus A. Maier. Los dos, hacen recaer la responsabilidad del bombardeo alemán sobre el coronel Von Richthofen, el primero de ellos, recalca que las motivaciones fueron tácticas y no arbitrarias sobre destrucción de poblaciones.
El hecho cierto, es que las consecuencias propagandísticas fueron casi inmediatas, alcanzando categoría de mito hasta nuestros días.
De hecho, se desato una guerra de propaganda (que gano ampliamente la republica) que todavía perdura, y provoco que el cuartel general nacional, reiterara la orden del anterior mes de enero, al general Sperrle mediante telegrama, por la que se prohibía el bombardeo de cualquier población.
De hecho, a raíz de este bombardeo el mando de todas las unidades aéreas, quedo bajo control del general Kindelán, jefe aéreo nacional, perdiendo así la autonomía de que disfrutaba la legión Cóndor hasta ese momento.


Fdo Manuel Maqueda